marzo 4, 2024

Medio de noticias líder en nuestro idioma. Todo sobre economía, política, deportes, salud y más.

Israel retoma los bombardeos sobre Gaza tras fracasar los intentos de ampliar la tregua | Internacional

5 minutos de lectura

La tregua de una semana en Gaza ha concluido a las siete de la mañana, una hora menos en la España peninsular. La guerra ha vuelto a la Franja y su entorno. Tras el lanzamiento de un primer misil desde allí, los aviones israelíes han retomado los bombardeos. La mañana del viernes, cuando se cumplía una semana de alto el fuego, no llegó con ningún anuncio de ampliación del acuerdo de alto el fuego entre Israel y Hamás pese a los esfuerzos de los mediadores. Un rato antes de que expirase el plazo ya sonaron las alarmas antiaéreas en torno a Gaza ante el lanzamiento del proyectil desde la Franja que fue interceptado, según las autoridades militares de Israel. El ejército dio por terminado el periodo de calma tras ese lanzamiento y ha retomado los ataques. Israel dejó claro que, en caso de no extenderse el pacto, retomaría los ataques sobre la Franja.

Antoni Blinken había lanzado en la noche del jueves una advertencia con tintes de reprimenda a su aliado israelí ante la posibilidad de que se rompiera el acuerdo. Mientras los otros dos mediadores principales, Qatar y Egipto, trataban de arañar dos días más de tregua, el jefe de la diplomacia estadounidense reprochó el daño que supone el alto número de muertos que ha dejado la operación militar en la Franja, más de 15.000, según las autoridades locales. “Es imprescindible que Israel actúe de acuerdo con las leyes humanitarias internacionales y las leyes de la guerra”, advirtió Blinken en Tel Aviv.

En este sentido, destacó que uno de los mejores ejércitos del mundo, el de Israel, tiene capacidad para luchar contra Hamás y, a la vez, “minimizar” los daños y respetar más la vida de la población local así como las infraestructuras críticas como hospitales, centrales eléctricas o instalaciones de suministro de agua. Por eso, debe crear zonas de seguridad en el centro y el sur de la Franja para evitar que ocurra lo que en el norte, que “no puede repetirse”.

Añadió que el Gobierno de Israel está de “acuerdo”, pero no quiso concretar los detalles que prevé. Blinken, que visitó el jueves Israel por cuarta vez desde que comenzó la guerra, se reunió en Jerusalén con el primer ministro, Benjamín Netanyahu, y con el presidente, Isaac Herzog, antes de desplazarse a Cisjordania, donde fue recibido en Ramala por el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas.

Las dudas cuando el viernes de la semana pasada se consiguió por vez primera el alto el fuego eran tan grandes y el peligro de una posible ruptura estaba tan presente, que los pequeños pasos que se habían ido dando para renovarlo otorgaban cierta pátina de optimismo a lo cosechado en esos últimos días.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Israel consiguió traer de vuelta el jueves en el séptimo de los canjes a 8 rehenes mientras que puso en libertad a 30 prisioneros palestinos, 8 mujeres y 22 menores. De esta forma, quedan en torno a 135 secuestrados en la Franja, aunque en las últimas horas se anunció la muerte de cinco de ellos entre los que, según Hamás, se encuentra Shiri Bibas, de 32 años, madre de Ariel, de cuatro, y Kfir, de 10 meses. Hamás había anunciado el miércoles la muerte de los tres a causa de un bombardeo. El marido de Bibas y padre permanece con vida en manos de los yihadistas. Yarden Bibas, el marido, aparece en un vídeo pidiendo a su país que acepte los tres cuerpos que el movimiento fundamentalista quiere entregar para que sean enterrados en Israel. Las autoridades de este país tratan de verificar las muertes, que se habrían producido en uno de los bombardeos de su ejército.

La comunidad beduina, tradicionalmente olvidada por los gobiernos de Israel, saludó la puesta en libertad entre esos ocho de dos de sus seis rehenes. Se trata de los hermanos Aisha y Bilal Zyadna, de 16 y 18 años, cuyo padre, Yousef, y otro hermano, Hamza, de 22, siguen secuestrados.

Las 24 horas de tregua conseguidas in extremis en la madrugada del jueves no solo sirvieron para llevar a cabo el nuevo canje de rehenes por prisioneros y para que la población de Gaza dispusieras de algo más de tiempo para abastecerse ante la posibilidad de la vuelta de los bombardeos. La jordana fue también frenética para que los equipos negociadores, casi siempre entre bambalinas, empujaran a las partes en conflicto hacia una nueva prórroga, esta de dos días. De esa forma se evitaría la presión de tener que negociar contrarreloj durante el viernes, jornada festiva para los musulmanes y comienzo del shabat judío.

Poco después de anunciarse el jueves por la mañana que se había alcanzado otro día más de tregua, dos miembros de Hamás atacaron a un grupo de israelíes que esperaban junto a una parada de autobús causando la muerte de tres de ellos antes de que los dos milicianos armados fueran abatidos. El ataque no alteró el alto el fuego, pero sí sirvió para que Netanyahu asegurara que ese “es el mismo Hamás que perpetró la terrible matanza del 7 de octubre y el mismo Hamás que está tratando de asesinarnos en todas partes”.

Pese al alivio de la semana transcurrida sin ataques israelíes en el principal escenario de la contienda, Naciones Unidas alerta de que la población de Gaza requiere mucha más atención sanitaria que antes de la guerra y que, por culpa de esta, la capacidad hospitalaria de la Franja ha quedado reducida a un tercio de la que contaba la Franja antes, según el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Desde Jordania, el rey Abdala instó a la ONU y organizaciones humanitarias internacionales a elevar el grado de presión sobre Israel para conseguir que llegue más ayuda al enclave palestino, según confirmó una fuente a la agencia Reuters presente en un encuentro con el monarca.

La semana de tregua que se ha cumplido supone el mayor hito desde que comenzó la guerra hace 55 días. El 7 de octubre cientos de milicianos de Hamás causaron unos 1.200 muertos y capturaron 240 rehenes en el mayor ataque contra Israel en sus 75 años de historia. La respuesta de su ejército ha sobrepasado ya las 15.000 víctimas mortales en la Franja, donde se estima que otras 6.500 podrían permanecer entre los escombros de un territorio arrasado en gran parte por las bombas.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_